El independentismo desborda el centro de Barcelona

11/09/17


El independentismo ha vuelto a hacer este lunes una nueva demostración de movilización por las calles de Barcelona, en un momento de máxima división entre las fuerzas políticas a 20 días para el referéndum que ha convocado Carles Puigdemont y que ha suspendido el Tribunal Constitucional. Por sexto año consecutivo, centenares de miles de personas -más de un millón, según la  ANC (Asamblea Nacional Catalana), alrededor de un millón, según la Guardia Urbana; 350.000 manifestantes, según la Delegación del Gobierno, y cerca de medio millón, de acuerdo con los cálculos de EL PAÍS (484.050)- se han manifestado por el centro de la capital catalana con motivo de la Diada, en este caso para reclamar el voto afirmativo a la consulta del 1 de octubre que Mariano Rajoy ha prometido que no se celebrará.

La ANC, entidad convocante de las masivas manifestaciones que tienen lugar cada 11 de septiembre desde 2012, bautizó la cita de este lunes como la Diada del Sí y dispuso una nueva forma de concentración: un signo positivo formado en las calles del barrio del Eixample por los manifestantes con cuatro pancartas que cruzaron la manifestación por las cabezas de los concentrados y salieron de cada uno de los extremos en la cruz con el lema "Referéndum es democracia" y una enorme urna; Pau i llibertat (Paz y libertad) y una gran paloma de la paz y otras dos pancartas con un Sí escrito en diversos idiomas. Posteriormente se incorporó una enorme bandera estelada.

Las lonas, de 16 por 16 metros, han confluido en el cruce del paseo de Gràcia con la calle de Aragón, en el corazón de Barcelona. En la manifestación se habilitó una fila cero en la que se dieron cita, entre otros, el presidente de la Generalitat, prácticamente todos los consejeros de su gobierno, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, así como todos los líderes independentistas y diputados en el Parlament y el Congreso, como el parlamentario de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián. En las calles de Barcelona, la concentración ha vuelto a reunir a personas de todas las edades, en muchos casos familias enteras de tres generaciones, ataviados en esta ocasión con la camiseta amarilla fluorescente de este año.

La ANC ha asegurado que había vendido más de 300.000 camisetas para la concentración y que se habían inscrito cerca de medio millón de personas para saber en qué lugar concreto de la marcha habían de colocarse. De nuevo, la concentración transcurrió en un ambiente festivo con pancartas de todo tipo a favor de la secesión y críticas al Gobierno del PP. Soraya no fas por, (Soraya no das miedo), decía una de ellas en referencia a las críticas vertidas por la vicepresidenta del Gobierno contra el Gobierno de la Generalitat y los dirigentes independentistas.

La manifestación se inició con un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils en el que se homenajeó el trabajo realizado por los Mossos d'Esquadra, los servicios de emergencia y la ciudadanía y pasadas las 18,10 horas, el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha iniciado los discursos, desde la plaza de Catalunya..

"Hemos ganado de nuevo la calle a pesar de las amenazas", empezó diciendo, después de agradecer la actuación de Puigdemont, Forcadell, el Gobierno catalán y los grupos parlamentarios de Junts pel Sí y la CUP. "Gracias, no nos habéis fallado", ha dicho, antes de proclamar que el independentismo solo reconocía la legalidad catalana. En esa línea ha insistido en que en los días que quedan para el 1 de octubre las entidades independentistas les "acompañarán" en el camino.

"Nuestra ley es la ley de nuestro parlamento y nuestra obediencia es la de nuestro gobierno y la del 1 de octubre votaremos", ha insistido, antes de reclamar la desobediencia a la justicia española. "Nos hemos de declarar insumisos a todos los tribunales y las leyes que solo buscan la indivisible unidad de su patria", ha insistido.

Seguidamente ha lanzado una advertencia a todos los grupos de la oposición en el Parlament (Ciudadanos, PSC, Catalunya Sí que es Pot y el PP)  tras citar a sus líderes por su apellido. "No os escondáis, escuchad al pueblo de Cataluña, el mismo que pedía hace 40 años libertad, amnistía y estatuto de autonomía y dejad que hablen las urnas.

"No hay garantía democrática ni legalidad sin las urnas", ha insistido Sánchez, antes de lanzar un mensaje en castellano a los "demócratas españoles" que sean "demócratas". "Gracias por la solidaridad que hemos recibido. No dejéis que se vulneren los derechos democráticos de Cataluña. Hoy es en Cataluña, pero si no lo rechazáis mañana vendrán a por vuestras imprentas y medios de comunicación en Madrid, Sevilla o Zaragoza.

Sánchez ha finalizado su discurso con un mensaje irónico dirigido a la labor de investigación de la Guardia Civil. "Sabemos dónde están las urnas y las papeletas y sabemos donde las podéis encontrar. Solo lo diremos una vez: id el 1 de octubre a cualquier colegio electoral y las encontraréis", ha zanjado.




Verdad o Mentira 21.09.2017

Twitter

Galerías de fotos