España se prepara para combatir una segunda ola del coronavirus el próximo otoño

11/06/20


España se acerca a la nueva normalidad. Este lunes, los territorios que están en fase 2 pedirán avanzar a la fase 3 (excepto la Comunidad de Madrid, Barcelona y su área metropolitana y Lleida, que parece que han decidido esperar) con la mirada puesta en ese 21 de junio en que decae el estado de alarma. Entonces comenzará ese largo periodo hasta que llegue un tratamiento o una vacuna contra la Covid-19. Los expertos dan por seguro que este verano habrá rebrotes, pero que serán controlables y controlados por los equipos de salud pública, aunque existe el temor a los casos importados por los turistas. Pero si se habla de preocupaciones y temores, hay que hablar del otoño, cuando se prevé una segunda ola de este coronavirus, que puede coincidir con el de la gripe.

Por ello, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas trabajan para reducir los riesgos y proteger, de nuevo, al sistema sanitario, incluido a su personal, muy agotado. En esta línea, el departamento que dirige Salvador Illa ha pedido a las autonomías que adquieran suficientes vacunas contra la gripe para empezar la campaña lo antes posible, en las primeras semanas de octubre (el año pasado empezó en la mayoría de las comunidades sobre el 28 de octubre). Sanidad, por su parte, se ha comprometido a adquirir cuatro millones de dosis para apoyar a las autonomías si fuera necesario en la campaña del 2020-2021, indicaron fuentes ministeriales.

PROTECCIÓN

Salud Pública quiere que el 75% del personal sanitario se vacune este otoño

Así lo han acordado los responsables del Ministerio de Sanidad y de las consejerías autonómicas del ramo en la comisión de salud pública celebrada en mayo, foro en el que se comprometieron en aumentar las coberturas de vacunación frente a la gripe especialmente en el personal sanitario y sociosanitario, personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años, y aquellos ciudadanos de cualquier edad con condiciones de riesgo. “El objetivo es proteger a las personas más vulnerables a la gripe, disminuyendo lo máximo posible su incidencia en estos grupos diana y contribuyendo a reducir el impacto sobre la presión asistencial”, indican los responsables de salud ­pública que creen necesario poner en marcha lo antes posible la campaña de vacunación ante “la incertidumbre en torno al comportamiento que pueda presentar el SARS-CoV-2”.

Los responsables sanitarios se han puesto como objetivo para la temporada 2020-2021 alcanzar o superar coberturas de vacunación del 75% en el caso de los mayores de 65 años y en el personal sanitario y sociosanitario, así como superar el 60% en embarazadas y en personas con condiciones de riesgo.

Estos objetivos, en consonancia con los establecidos por la Organización Mundial de la Salud y por la Comisión Europea para esta temporada, no son fáciles, señalan los expertos en salud pública que reconocen que en los últimos años ha ido bajando el porcentaje de vacunación de la gripe en el grupo de los mayores pero, especialmente, en el personal sanitario, donde apenas si alcanza el 31%.

Por ello, las autoridades sanitarias se comprometen a establecer estrategias que permitan la medición de coberturas en los grupos de alto riesgo de complicaciones por presentar condiciones clínicas especiales y se deberá aprovechar cualquier contacto con el sistema sanitario para establecer la recomendación de vacunación, así como reforzar el compromiso de las organizaciones de personal sanitario, sindicatos, colegios profesionales y sociedades científicas con la vacunación anual frente a la gripe, instándoles a que trasladen a sus integrantes la recomendación de vacunación por responsabilidad ética con la sociedad.

COMPRA MASIVA

Las comunidades hacen acopio de la vacuna para empezar en octubre

En esta campaña, el colectivo al que se instará a vacunarse son todo el personal de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria, pública y privada, así como el personal de oficinas de farmacia. También a las persona que trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vul­nerables.
La vacunación de la gripe se recomendará a los estudiantes en prácticas en centros sanitarios, a las personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores y a aquellos que conviven en el hogar, “incluidos los menores a partir de los seis meses”, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, señala el documento suscrito por la Comisión de Salud Pública.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter