Buruaga pone deberes a Revilla, un alumno repetidor que no aprobó en 2021 y tendrá que recuperar en 2022

14/01/22


María José Sáenz de Buruaga

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha asegurado hoy que 2021 ha sido un año despilfarrado para Cantabria y ha puesto deberes al Gobierno de Revilla, un alumno repetidor que no aprobó en 2021 y tendrá que recuperar en 2022.

La dirigente popular ha comparecido hoy en rueda de prensa para fijar las prioridades del Partido Popular en materia económica para 2022 y poner deberes a un Gobierno que en 2021 ha dejado todo sin hacer y que, en su opinión,  debería centrarse en agilizar el ritmo de crecimiento económico y creación de empleo; apoyar de manera decidida a los sectores productivos, y ejercer una reivindicación eficaz ante el Ejecutivo de Pedro Sánchez, del que hasta ahora Cantabria solo ha recibido bofetada tras bofetada.

Para Buruaga, no se puede tolerar ni un minuto más que el Gobierno de Revilla siga escondiendo todo bajo el comodín de la pandemia y permanezca de brazos cruzados sin hacer nada porque ahí están las consecuencias: una economía que crece y crea menos empleo que la media y absolutamente todos los problemas de los cántabros sin resolver.

“Esta es la realidad: maquillaje, escenificación y optimismo a raudales, pero nuestra región no tiene una fórmula de Gobierno eficaz y no está consiguiendo ni soluciones, ni resultados”, ha afirmado Buruaga, quien ha advertido de que 2021 no deja una economía pujante, sino una recuperación lenta, pobre, improductiva y con importantes deficiencias estructurales y ha subrayado que 2022 no será la fiesta que Revilla promete.

La dirigente popular ha opinado que la situación de Cantabria no es casualidad, sino la consecuencia de los continuos fracasos de Miguel Ángel Revilla y su coalición con el PSOE, que no han sido capaces de atraer y agilizar las inversiones necesarias ni de impulsar el cambio de modelo productivo que llevan años publicitando.

A ello, ha añadido que el Gobierno ha sido incapaz de aprovechar la flexibilidad fiscal de Bruselas y de poner en funcionamiento el motor de la autonomía para socorrer a los cántabros y al tejido productivo y ni quiera ha funcionado como ventanilla de tramitación de las ayudas estatales teniendo que devolver 25 millones por su propia incapacidad. Además, no se ha puesto en marcha un solo proyecto tractor de la economía que esté produciendo algo más que titulares y más titulares y los fondos europeos siguen sin llegar.

La presidenta ha advertido de que nada cambiará a mejor si se mantienen las mismas políticas equivocadas, por lo que o el Gobierno regional es capaz de generar otra dinámica o Cantabria perderá el tren de la transformación de la economía y entrará en una situación de declive irreversible.

Para la presidenta, el primer reto para el año 2022 en materia económica es acelerar el ritmo de crecimiento económico y creación de empleo, para lo que es necesaria una estrategia de desarrollo regional que el PP viene reclamando desde el principio de la legislatura y aplicar su receta económica: bajada de impuestos, eliminación de trabas burocráticas, flexibilización del mercado laboral y eficiencia del gasto público.

Según Buruaga, urge abordar la tarea de simplificación normativa y agilización de procedimientos para que la inversión tanto pública como privada remonte, en ámbitos como la normativa ambiental y, muy especialmente, en urbanismo y ordenación del territorio, donde ocupa un lugar destacado la aprobación de la nueva Ley de Suelo, una normativa que el PP está en plena disposición de dialogar y consensuar con el Gobierno porque es un asunto de región.

Además, ha reclamado un apoyo decidido a los sectores productivos, especialmente en este momento al sector primario, que suma a una crisis de precios los ataques del lobo y del ministro Garzón, y a la industria electro-intensiva, puesto que el coste de la energía sigue estrangulándola y poniendo en peligro su viabilidad.

UNA REIVINDICACIÓN EFICAZ: FINANCIACIÓN AUTONÓMICA, FONDOS EUROPEOS Y AVE 

El tercer bloque de deberes que Buruaga pone al Gobierno de Revilla es una reivindicación eficaz ante el Gobierno de la Nación porque hasta ahora el pacto de Revilla con Pedro Sánchez no ha servido más que para recibir una lluvia de bofetadas un día tras otro.

La presidenta ha pedido a Revilla que deje de esconder el rabo entre las piernas y ponga toda la carne en el asador para dar y ganar la batalla de la financiación autonómica porque hasta ahora se ha mostrado muy tibio y navideño frente a una propuesta del PSOE que supondrá quitar a la región 350 millones al año, una auténtica barbaridad que condena a la comunidad autónoma a la inviabilidad.

Según Buruaga, tiene que hacerse valer en Madrid más allá de una tertulia de televisión porque su fracaso en esta negociación será la puntilla para Cantabria.

La presidenta ha subrayado que el PP va a estar al lado y a disposición del Gobierno en la defensa de una financiación justa, pero le exige a cambio liderazgo, trabajo y eficacia para pelear que Cantabria no solo no pierda un euro de la financiación que ahora recibe, sino que no reciba un euro menos de la que va a necesitar.

Además, le ha reclamado fechas ciertas y no especulativas para el tren de alta velocidad con Madrid y la A-73, porque los mayores fracasos de esta coalición afectan a Cantabria pero están en Palencia y Burgos.

Según Buruaga, en sus 16 años abrazado a los socialistas, Revilla no ha sido capaz de que el PSOE se moje con la línea de alta velocidad y la llegada del AVE a Reinosa está en el aire totalmente, mientras que la autovía Aguilar-Burgos sigue con la mayoría de los tramos sin adjudicar y sin fecha de entrada en servicio, una situación que  coloca a Cantabria en una desventaja muy grave, a la que se añade la exclusión de la Comunidad del Corredor Atlántico tras el absurdo show de Revilla en Bruselas.

Además, ha emplazado a Revilla a hacer todo lo necesario para defender los intereses de Cantabria en el reparto de los fondos europeos frente a un Gobierno que está haciendo un uso arbitrario y un reparto clientelar. “No hay ni procedimiento, ni transparencia, ni cogobernanza, tan solo trato de favor y criterios sectarios y partidistas”, ha afirmado.

La presidenta se ha referido al reparto de 9 millones de euros del Ministerio de Trabajo con cargo al mecanismo de recuperación que, ante la indiferencia o incompetencia del Gobierno Regional, excluye a Cantabria de las subvenciones de empleo a las que tiene derecho.

Y se ha preguntado a qué espera Miguel Ángel Revilla para reaccionar, por qué continúa mudo y con las manos en los bolsillos y cómo piensa poner freno a este nuevo atropello: con otra carta o votando con Sánchez una y otra vez en el Congreso de los Diputados.

La dirigente popular ha concluido que el riesgo de fracaso histórico con los fondos europeos puede ser dramático y ha asegurado que no ve a Revilla poniendo pie en pared ante Sánchez ni remangado en una mesa para estrujar hasta el último céntimo y, de hecho, de los fondos europeos ni habla a no ser que se le obligue.


radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter