Cantabria propone que el Ingreso Mínimo Vital sea compatible con trabajos temporales

21/04/20


La consejera Ana Belén Álvarez y su equipo durante una videoconferencia reciente. Archivo (Foto: Nacho Romero)

El Gobierno de Cantabria ha planteado al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que el nuevo Ingreso Mínimo Vital (IMV) que va a implantar el Gobierno de España contemple itinerarios de inserción laboral y sea compatible con trabajos temporales de forma que "estimule la reincorporación al mercado de trabajo".

Así se lo ha traslado durante una reunión que han mantenido a través de videoconferencia la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien ha manifestado que su departamento coincide con los planteamientos de Cantabria.

Ana Belén Álvarez ha propuesto la compatibilidad del Ingreso Mínimo Vital con trabajos temporales, de forma que la prestación "no solamente no desincentive la incorporación al mercado de trabajo, sino que sea un estímulo". Para ello, desde Cantabria se ha propuesto que el IMV se pudiera "suspender temporalmente" para acceder al mercado de trabajo, de modo que, al finalizar el contrato temporal, se reanude la prestación sin necesidad de tener que volver a solicitarla.

Según ha expuesto la consejera, actualmente, las trabas burocráticas provocan que en algunas ocasiones se rechacen trabajos temporales de escasa duración y empuja a ciertos colectivos a la economía sumergida. "Se trataría de que una persona que está percibiendo la renta mínima pueda acceder a un puesto de trabajo temporal sin que sea penalizado por ello, de forma que el ingreso quede suspendido de forma temporal y pueda reanudarse en el momento en el que el contrato finalice sin tener que iniciar de nuevo todo el proceso", ha señalado.

Este planteamiento es una propuesta que ya estaba desarrollando la Consejería de Empleo y Políticas Sociales antes de iniciarse esta crisis sanitaria con relación a la Renta Social Básica (RSB) de la Comunidad, a través de un grupo de trabajo creado entre el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), el Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN) y la Dirección General de Políticas Sociales.

Coordinación con las CCAA

Ana Belén Álvarez ha agradecido a José Luis Escrivá su interés por conocer el funcionamiento de la Renta Social Básica y su predisposición para que el Ingreso Mínimo Vital se implante en coordinación con las Comunidades Autónomas, algo que ha considerado "fundamental". "Es imprescindible garantizar una transición ordenada entre la prestación autonómica y la estatal que no suponga trámites complejos para las familias beneficiarias", ha afirmado.

La consejera ha apuntado que el Ingreso Mínimo Vital que plantea el Gobierno de España guarda "mucha similitud" con la Renta Social Básica, de la que actualmente se benefician cerca de 5.500 familias de la región, a las que se garantiza unos ingresos mínimos del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que se incrementan en función de los miembros de la unidad familiar hasta un máximo del 125% de este indicador.

Además, Ana Belén Álvarez ha recordado que el Consejo de Gobierno, a propuesta de Políticas Sociales, ha acordado recientemente complementar la RSB en 75 euros mensuales por cada menor a cargo durante un periodo de seis meses para paliar las consecuencias sociales de la crisis del COVID-19.

Finalmente, Ana Belén Álvarez ha agradecido al ministro José Luis Escrivá el compromiso que está demostrando el Gobierno de España para proteger a las personas más vulnerables en esta crisis sanitaria, con la puesta en marcha de numerosas medidas, como es la prórroga automática de los contratos de alquiler por seis meses, la moratoria de la deuda hipotecaria, la garantía de los suministros básicos de electricidad, agua y gas, la ampliación de la cobertura del bono social o los subsidios extraordinarios para las empleadas de hogar, entre otras.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter