Blanco destaca el éxito de la campaña de vigilancia preventiva desarrollada por agentes del Medio Natural y el SEPRONA que se saldó con la identificación de 8 presuntos incendiarios

28/06/22


El consejero, durante la celebración en la Consejería de la Mesa para la Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales en Cantabria (Foto: Oficina de Comunicación)

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha presidido hoy la Mesa para la Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales en Cantabria, donde ha destacado el éxito de la campaña de vigilancia preventiva que el Gobierno de Cantabria, con los agentes del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente, y la Guardia Civil, a través del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), han desarrollado con un balance de 8 presuntos incendiarios identificados ‘in fraganti’, tanto por agentes del Medio Natural como miembro del SEPRONA.

Una colaboración entre ambas instituciones que, a diferencia de otros años, ha permitido que los presuntos autores de incendios forestales hayan sido identificados directamente por los agentes de la autoridad, en vez de por denuncias anónimas, lo que contribuye a facilitar el trabajo de los tribunales.

Blanco ha querido reconocer a los miembros del operativo, tanto a los Agentes del Medio Natural de la Consejería como a la Guardia Civil, por el esfuerzo realizado para llevar a cabo una identificación que pone en valor el refuerzo que ambas instituciones han realizado de los protocolos de colaboración y coordinación en materia medioambiental y, en concreto, en la prevención y lucha contra los incendios forestales en Cantabria. 

“Estas identificaciones suponen un paso muy importante en el trabajo que venimos haciendo desde hace un tiempo para acabar con esos delincuentes ambientales que aprovechan los días de viento Sur para quemar nuestros montes y destrozar nuestro rico patrimonio natural”, ha subrayado Blanco, quien ha asegurado que su departamento se va a seguir dejando la piel para “identificar y poner ante la justicia a los incendiarios”.

Además de la campaña de vigilancia preventiva, la Mesa para la Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales en Cantabria ha servido para informar de la última campaña de incendios forestales, correspondiente al periodo que va de enero a mayo de 2022, en el que se registraron 558 incendios forestales y se quemaron 5.586,5 hectáreas, frente a los 778 incendios forestales provocados el año pasado, entre enero y octubre, y las 14.075 hectáreas quemadas

De las 13 comarcas forestales de la región, la mayor parte de los incendios forestales se han concentrado en los valles del Pisueña y Miera, con 120 fuegos y 1.306 hectáreas quemadas; Pas, con 117 incendios provocados y 1.250 hectáreas quemadas; Besaya, con 71 incendios forestales y 252 hectáreas, y Nansa y Saja, con 57 fuegos y 514 hectáreas quemadas y 57 y 516 hectáreas quemadas, respectivamente.

Durante la reunión también se ha informado sobre el proceso de elaboración de la segunda fase del Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales de Cantabria (PEPLIF), cuya primera fase tiene previsto ser evaluada antes de que finalice este año, mediante el diagnóstico, la evaluación y el seguimiento de los resultados obtenidos en los últimos años y el desarrollo del marco de actuación y la estrategia a desarrollar en el período 2023-2027.

En la reunión han estado presentes, entre otros, el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio; representantes de la Guardia Civil en Cantabria, así como alcaldes de varios municipios y representantes de otras entidades y colectivos.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter