El Partido Popular mantiene su voto en contra de la Ley del Suelo

21/06/22


Roberto Media

El Partido Popular ha anunciado hoy que va a mantener su voto en contra de la Ley del Suelo porque sigue siendo un paso atrás en la regulación de la vivienda unifamiliar en suelo rústico pese a la última propuesta de socialistas y regionalistas, que ve como un nuevo bandazo para intentar lavar la cara a un PRC presionado por sus alcaldes que no quieren que los ciudadanos les pasen factura en las próximas elecciones.

Lo ha anunciado en rueda de prensa el vicesecretario de Participación y Acción Electoral y diputado regional, Roberto Media, quien ha subrayado que el Partido Popular no es una veleta que apunta en función de donde sopla el viento y no va cruzar la que es su línea roja: mantener íntegramente la regulación actual de la construcción de vivienda unifamiliar aislada en suelo rústico.

“Pueden hacer las piruetas que quieran”, ha remarcado Media, quien ha subrayado que esta es una cuestión innegociable para el PP, que, a diferencia del PRC, no tiene un pacto con los socialistas ni con Sánchez, sino con los cántabros y con Cantabria.

El parlamentario popular ha explicado que la última propuesta de los socios de Gobierno, recogida ayer en una nueva enmienda transaccional, prohíbe construir vivienda unifamiliar en suelo rústico en los municipios de más de 10.000 habitantes, con lo que 380.000 cántabros pasarán a ser de cuarta categoría.

También se prohíbe en los de entre 5.000 y 10.000 si el núcleo de población tiene más de 250 viviendas, con lo que 90.000 cántabros tendrán distintas posibilidades a pesar de pertenecer a un mismo municipio en función de la localidad en la que vivan.

Para el PP, estas piruetas son fruto de una estrategia alejada del sentido común que se deriva exclusivamente de las necesidades electorales del PRC, al que ha pedido que pare esta loca carrera de despropósitos.

Media ha hecho hincapié en que la enmienda transaccional no supone mantener la regulación actual pactada en 2012, sino que es un intento de lavar la cara a un PRC que se ha visto empujado por un Partido Popular que no está dispuesto a ceder en algo esencial para el futuro de Cantabria y presionado por sus alcaldes, que no quieren que los ciudadanos les pasen la factura en las elecciones del año que viene.

Según Media, los alcaldes y concejales del PP están defendiendo en sus plenos lo que es bueno para sus ciudadanos y ante esta presión, los alcaldes del PRC han movido ficha, porque ellos saben mejor que nadie que la regulación actual es buena y solo ha traído beneficios a sus municipios.

Media ha subrayado que esa enmienda no es lo que quiere el PP, que lleva meses defendiendo que la actual regulación se mantenga como está; que las áreas de desarrollo rural sean de 200 metros y no de cien; que se aplique en todos los municipios por igual como hasta ahora; que no haya ciudadanos de primera y de segunda o de tercera y cuarta y que no se aplique un nuevo impuesto disuasorio a las viviendas de entre un 3 y un 5 por ciento.

“Seguimos donde estábamos en 2012 y de donde no nos hemos movido. Son otros los que han abandonado una posición que solo ha traído prosperidad a nuestra tierra. Nosotros no somos una veleta que apunta en función de donde sopla el viento”, ha afirmado Media, quien ha contrapuesta la coherencia del PP a la actitud del PRC, al que hoy le vale una cosa y mañana la contraria.

Para Media, el PRC tiene que explicar a los ciudadanos por qué dice hoy una cosa, mañana la contraria y pasado mañana otra diferente.

El parlamentario popular se ha preguntado cómo es posible que el portavoz regionalista, Pedro Hernando, defendiera hace doce días lo contrario de lo que defendía ayer y cómo es posible que el consejero haya sido rectificado completamente en ocho días por las enmiendas de su propio partido y ha concluido que esos bandazos solo responden a un motivo: la presión de los alcaldes del PRC movidos por el PP, que ha traslado con eficacia a los cántabros que esta ley es un grandísimo paso atrás para todos.

Media ha insistido en que todavía hay tiempo para llegar a un acuerdo y si el PRC lo quiere, sabe cuáles son las condiciones del PP, que ha mantenido el mismo criterio desde el primer momento, que es el que la presidenta, María José Sáenz de Buruaga, trasladó a Miguel Ángel Revilla en el mes de abril.

“La pelota está en el tejado del PRC”, ha dicho Media, quien ha asegurado que el PP no va a contribuir a una ceremonia de la confusión y solo apoyará la ley si se mantiene la regulación actual de la vivienda en suelo rústico. “Para jugar con los intereses de los cántabros, a nosotros que no nos busquen”, ha concluido.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter