Revilla destaca la capacidad de las empresas agroalimentarias para "dar valor a las materias primas y fijar población en las zonas rurales"

10/08/22


El presidente del Gobierno de cantabria, Miguel Ángel Revilla, acompañado del consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, durante la visita (Foto: José Cavia)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha ensalzado hoy la capacidad de las empresas agroalimentarias de la Comunidad para “dar valor a las materias primas y fijar población en las zonas rurales”, que ha personificado en la “bonita historia” de la enóloga Irene Rodríguez, propietaria de la Bodega Hortanza, ubicada en pleno barrio de Trebuesto, en Guriezo. 

Durante una visita a los viñedos, en la que ha estado acompañado por el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, el presidente ha destacado la labor fundamental que desarrollan los emprendedores y las pequeñas empresas familiares para impulsar el sector agroalimentario y la actividad en el medio rural.

Además, ha deseado “muchísimo éxito” a la Bodega Hortanza, que cuenta con una finca de media hectárea en la que cultiva uvas Riesling, Gewürztraminer y Albariño, que forman parte de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Vino de la Tierra Costa de Cantabria, con una producción de 2.000 litros. 

La propietaria ha agradecido por su parte el apoyo del Gobierno de Cantabria y la importancia que supone para los emprendedores como ella “sentir que no estamos solos en esta andadura”, sino que existe una apuesta común del Ejecutivo y las empresas “por Cantabria y por el producto local”. 

Tras comprobar el funcionamiento de las instalaciones y conocer de primera mano el proceso de elaboración de los caldos de esta bodega, el presidente ha valorado el entusiasmo con el que empresas vitivinícolas como Hortanza están consolidando el sector en la región, mediante la recuperación de viñedos abandonados, el crecimiento de la superficie de cultivo, la aplicación de técnicas cada vez más eficientes y sofisticadas de producción y el desarrollo de sistemas modernos en la elaboración del vino.

Cantabria cuenta con varias bodegas acogidas al sello de calidad IGP, tanto de vino blanco como de tinto. 10 de ellas pertenece a la denominación IGP Vinos de la Tierra Costa de Cantabria y otras 5, a la IGP Liébana. 

La Bodega Hortanza inició su actividad hace 8 años y cuenta con el Premio Alimentos de Cantabria, en la categoría Mejor Proyecto Emprendedor, concedido el año pasado. 

En la visita realizada hoy por el presidente y el consejero de Desarrollo Rural han participado la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, y el director de la Oficina de Calidad Alimentaria de Cantabria (ODECA), Fernando Mier.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter