La oposición fuerza de nuevo el tercer Debate sobre el Estado de la Ciudad desde 2016

29/06/22


Los grupos municipales de la oposición (PSOE, PRC, UxS y VOX) han forzado de nuevo la celebración del Debate sobre el Estado de la Ciudad con el registro, este miércoles, de la solicitud de un Pleno Extraordinario que deberá celebrarse en un máximo de 25 días, en el mes de julio, cumpliendo los plazos que marca el Reglamento.

Los portavoces del Grupo Municipal Socialista, Daniel Fernández, del Grupo Regionalista, José María Fuentes-Pila y el concejal de Unidas por Santander, Miguel Saro, han justificado la iniciativa por la “nula voluntad” de convocarlo por parte de la alcaldesa, Gema Igual (PP), y acusan al equipo de Gobierno PP-Cs de “hurtar” este debate a los santanderinos.

Del mismo modo, en una rueda de prensa, han lamentado que en Santander deba ser siempre la oposición la que impulse este Debate, el tercero que se celebraría en seis años desde que se aprobó una moción en 2016 promovida por el PSOE, porque, según afirman, el PP no tiene “ninguna voluntad democrática ni política de cumplir los acuerdos plenarios”.

El portavoz socialista, Daniel Fernández, ha adelantado que en el debate “vamos a poner el foco en todo lo que funciona mal en la ciudad y que es responsabilidad exclusiva de la alcaldesa de Santander”, que está “en declive” pese a ser una ciudad “con condiciones naturales y humanas impresionantes”, ha recalcado.

Un “declive” que se sustenta en datos objetivos y en imágenes “que vemos cuando paseamos por Santander”, como los carteles de ‘Se vende’ en los escaparates, las tapas de contenedores “destrozadas”, plagas de ratas y cucarachas. También se ha referido a “las licencias de gasolineras junto a los institutos”, “atascos y filas de coches a las puertas de los colegios”, además del “modelo invasivo de las terrazas que convierte a Santander en el Magaluf del Norte y no deja descansar a los vecinos”. “Un auténtico sinsentido”, ha dicho.

Asimismo, ha apuntado las estadísticas que sitúan a Santander como “la tercera ciudad con más contaminación, la sexta con más atascos, a la cola de Europa en espacios verdes y tenemos la categoría de `Ayuntamiento Insolidario’ por haber recortado el gasto social en la pandemia”.

Por otro lado, ha defendido que los dos Debates sobre el Estado de la Ciudad que se han celebrado en 2018 y 2021 han sido “útiles”. 

En el primero, el PSOE propuso cuatro pactos: por el empleo, por un desarrollo sostenible, contra la despoblación y la exclusión social, mientras que en el segundo (en 2021), los socialistas expusieron las tres graves crisis a las que se enfrentaba Santander: la crisis económica, social y sanitaria del Covid, la crisis de los servicios públicos con la emergencia de las basuras, y la crisis política y democrática “provocada por un pésimo acuerdo” entre el PP y Ciudadanos que “ha sido nefasto para la ciudad”.

Por su parte, el portavoz del Grupo Regionalista, José María Fuentes-Pila, ha acusado al equipo de Gobierno de pretender “hurtar a los santanderinos su derecho a debatir el modelo de ciudad que quieren” y ha tildado de “vergonzoso” que se haya celebrado sólo dos veces en los últimos seis años.

Asimismo, ha criticado que PP-Cs hayan “ocultado en un cajón” el Presupuesto de 2022 para evitar perder la votación. “Han tenido la desfachatez de ocultar su borrador en un cajón, trayéndolo a cachucos posteriormente y sólo porque no les cuadraban los números. Es una auténtica vergüenza”, ha afeado. 

Por el contrario, ha defendido que “la legitimidad política se gana frente a los ciudadanos y el equipo de Gobierno tenía que haber presentado al Pleno del Ayuntamiento el Presupuesto para su debate. Y si ese presupuesto vuelve a corrales, se revisa, se negocia y se vuelve a presentar”. “Es el estilo del gobierno en los últimos 16 años”, ha denunciado 

Para Fuentes-Pila este debate permitirá ver que hay “dos estados de la ciudad”, el del “escaparatismo político del PP” y “la ausencia de programa político de Ciudadanos”. “Y en la trastienda el estado real de la ciudad”. 

Frente a eso, ha defendido las 38 mociones aprobadas por el Pleno a iniciativa del PRC, que son “de carácter transformador” y “palancas para un cambio a medio plazo”, pero que está “todo en el cajón”. “Se han comido 67 millones de euros de remanentes, sin regla de gasto, que están en la política de cachucos”, ha cuestionado.

El concejal de Unidas por Santander, Miguel Saro, ha opinado que la reticencia a celebrar este debate con la periodicidad acordada es, simplemente, por el “desprecio” de la alcaldesa a todas las herramientas de control y fiscalización democrática de la acción de gobierno.

“Todo esto procede de su concepción del Ayuntamiento como cortijo privado, como casona y coto particular pepero cuya única utilidad es alimenticia y publicitaria para ella misma y su gente”, ha denunciado el concejal de Unidas por Santander. “Y esto supone boicotear el normal desarrollo de órganos de control como el pleno sobre el estado de la ciudad, las comisiones de investigación o el observatorio de la contratación municipal”.

Saro ha manifestado que es evidente el “derrumbe” de muchos servicios públicos, así como la “incapacidad de gestión” y las “‘componendas’ del PP con empresas que explotan servicios privatizados”. “El único objetivo de la alcaldesa y su equipo es utilizar los órganos municipales para dar publicidad a su candidatura para 2023, en la que faltarán como siempre proyectos para recuperar Santander para aquellos que tuvieron que huir de la ciudad por falta de oportunidades o hacerla más amable y sostenible a quienes aún vivimos en ella”, ha lamentado el edil.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter