Opinión


08/12/20

David Montero

  1. A Paco Gil, un taurino honesto

    Hablar de alguien siempre resulta más fácil si de verdad se conoce. Tengo la suerte de contar con la amistad de Paco Gil hace años, y con sus defectos, ¿quién no los tiene?, puedo asegurar que es un hombre honesto, trabajador incansable, emprendedor y un gran profesional, capaz de afrontar por derecho las más grandes empresas.

    En el mundo del toro, en sus facetas como apoderado, empresario y gerente de la plaza de toros de Santander, se puede asegurar sin temor a error, que el nombre de Paco Gil es admirado y respetado.

    En los toros, donde hay que lidiar, no solo en la plaza, sino también fuera de ella, hay que ser un buen «maestro» para salir airoso, después de un trabajo de meses, que empieza en el campo, continúa en los despachos y culmina al final de la feria.

    En el complicado y complejo mundo de los toros donde hay «trincones», pedigüeños que haciéndose el «lila» rebañan cualquier migaja, «ponedores», buena gente, que tienen que tragar sin remedio exigencias autoritariamente impuestas, «corsarios», montadores sin escrúpulos, que se benefician a costa de los que a base de sacrificios sueñan con llegar, y otros raros especímenes, harían falta hombres con la honestidad, la seriedad y el talante de Paco Gil.

    No es coba, si en otras plazas, porque resultaría imposible coparlas todas, estuvieran al cargo de la gestión el gerente y el equipo de la plaza de Santander, novilleros, toreros y afición, estarían de enhorabuena y los «julais» desaparecerían. Ninguna falta hacen.

    David Montero
    Director Programas Taurinos Radio Salamanca - Ser

Más artículos de David Montero

Histórico de artículos de David Montero

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter