Un empate gelido

27/11/21


Foto: Racing

El Racing recibía en El Sardinero al Unionistas, un choque que era de suma importancia para la escuadra cántabra, dado que al rival que se enfrentaban tan solo acumulaba una derrota en la liga, y siendo por alineación indebida. El fortín que había conseguido construir el equipo santanderino en su estadio podía verse amenazado por un equipo que a los favoritos de la categoría le ha puesto las cosas muy complicadas.

Por otro lado, un factor a tener muy en cuenta era el ambiente gelido que reinaba en la capital cántabra. Y si a eso le añades el estado del cesped de Los Campos Sport de El Sardinero que tras el acto bandalico acontecido el jueves en el que unos impresentables dañaron el verde después de haber querido presuntamente robar pues las condiciones del encuentro cogía un cariz de ciertas dudas.

Apenas había transcurrido un minuto de encuentro, cuando Unionistas se adelantó en el marcador. La primera posesión había sido por parte del Racing, y que tras una pérdida en campo rival, que a priori no supone ningún peligro, el equipo de Salamanca metía un balón a la espalda de la defensa y Pablo Espina acababa definiendo dentro de la portería local. Un verdadero jarro de agua fría para los cantabros en una tarde noche muy desapacible.

El arranque del encuentro no fue fácil para el conjunto verdiblanco, no se hallaban en el partido y cometían pérdidas innecesarias en sus posesiones que les generaban peligro. Estaba siendo notable la actitud con la que los dos equipos habían saltado al campo. El Racing no entraba en calor y por momentos dormido ante un rival que, por su parte, salió convencido de la victoria y con hambre y ganas para aguar la racha local en casa.

El club santanderino dejaba la sensación de tener una calma pasmosa para dar la vuelta a este adverso resultado, sin ocasiones de peligro reales, es como afrontaba los minutos de juego.
Bien está decir que este Racing no precisa de muchas ocasiones para hacer diana, pero es lícito comentar lo que le cuesta a este equipo romper defensas, ya no en este encuentro, sino en momentos de enfrentar a un rival que se cierra atrás.

Pérdida tras pérdida el equipo local no conseguía generar jugadas de peligro. A esto había que sumar la poca movilidad del centro del campo aun habiéndole implementado un hombre más en el medio. No había ayudas a la hora de jugar el balón, muchos espacios que generaban problemas en la espalda de los defensores verdiblancos, y a todo esto, se añadía los infortunios que estaba teniendo la perla de Soto de la Marina, Pablo Torre que no estaba teniendo su día con el balón.

Comenzaba la segunda parte en El Sardinero, en el cual no hubo cambios tácticos en el Racing. Llamativo, ya que la primera mitad, el conjunto de Romo no mostró eficacia con el planteamiento inicial.
Se vió un leve cambio de actitud en el conjunto local respecto a la primera mitad, donde se tomaban decisiones más rápidas y directas a la par que desafortunadas.

El rival que sabía de la importancia de haberse ido al descanso por delante, se situaba en su zona defensiva a espensas de lo que el Racing generaba, y atacaba con una leve presión pero sin mucho daño a la zaga cántabra.
La insistencia tiene sus premios, y aunque hasta el momento el Racing no había probado al portero salmantino, Pablo Torre ejecutaba un centro magnífico que solo tuvo que empujar Pol Moreno para anotar el empate.

Las ocasiones locales iban aumentando, lo que afirmaba la mejoría del equipo racinguista en la segunda parte.
Crecía por momentos el equipo de Romo, poco a poco amerando al rival que ahora se defendía por no salir derrotado, evidentemente con otra mentalidad que el Racing debería aprovechar.

En el cómputo general del encuentro ninguno de los dos equipos dispuso de ocasiones sumamente claras más que la de los goles, pese a que el Unionistas no probó más que dos veces a Miquel Parera tímidamente, el equipo local era consciente de que un paso en falso le mataría.
Por la otra parte, el conjunto salmantino se defendía con balón y con el “antifútbol”, pérdidas de tiempo, faltas y despejes contundentes.

FICHA TÉCNICA 

Real Racing Club: Miquel Parera; Unai Medina, Pol Moreno, Eneko Satrústegui, Simón Luca; Fausto Tienza, Sergio Marcos, Íñigo; Soko, Cédric, Pablo Torre. (Marco Camus min 60).(Manu Justo min 79).(Álvaro Bustos min 79).(Mantilla min 79).(Jack Harper min 88)

Unionistas: Salva; Ramiro, L.Acosta, Cris Montes, H.Nespral; Mandi, Salinas, Manu, Rayco, Espina, Marín. (Mier min 60).(De la Nava min 72).(Pitu min 72).(Borja min 72).

Goles: P.Espina 0-1 min 1, Pol Moreno min 64 1-1.

Árbitro: Sería el trancilla Alonso De Ena Wolf del colegio Aragonés de árbitros. Que amonestó con tarjeta amarilla a los locales Sergio Marcos min 50 y Simón Luca min 86. Y a los visitantes Rayco min 19 y Salinas min 77.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada número 14 del campeonato de 1a División RFEF que enfrentará al Real Racing Club contra el Unionistas en Los Campos de Sport.

Crónica: Eduardo Calleja Angulo




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter