Opinión


28/04/23

Juan Azcuénaga

  1. Aniversario de la Peña Taurina Félix Rodríguez

    El 28 de abril de 1957 es la fecha de referencia de la fundación de la Peña Félix Rodríguez. En esa fecha tenía lugar la inauguración de su sede en la Casa Calderón, próxima a la Plaza de Toros; hubo misa en el Barrio Pesquero y comida, y el día 1 de mayo organizaba una novillada a beneficio de las Hermanas Mercedarias del citado Barrio Pesquero, que produjo una utilidad de 46.125 pesetas. Era su presidente Manuel García, por lo que, al estar ya elegido, hay que suponer que la fundación legal y efectiva había tenido lugar anteriormente. Sin embargo, en años posteriores siguieron celebrando esta fecha como fundacional. Así, por ejemplo, en 1963, el día 21 de abril ofrecía un vino español para iniciar su semana grande, que continuaría el lunes 22 con el pregón del poeta Alejandro Gago, que disertó sobre "Los toros en la poesía", tema con el que José María de Cossío había ganado el premio Fastenrath en 1936. Ramón Ganzo de la Camba escribiría: «Esta es la Peña de más solera de Santander, ya que data del año 1944»; cuando eso decía era secretario de la Peña, de la que también sería presidente.

    En estos años ha desarrollado actividades diversas, no siempre ligadas a aspectos taurinos, como la organización del Concurso de Dominó Ciudad de Santander o los concursos de mus. En relación con el mundo de los toros destacaremos la organización de festivales benéficos, las charlas taurinas, los Certámenes Taurinos Internacionales de Narración Corta o la entrega de premios a los triunfadores de la feria taurina de Santander. También su interés en recordar la memoria del torero santanderino, impulsando la colocación de una placa en la casa en que nació, la colocación de una escultura junto a la Plaza de Toros, obra de Óscar Alvariño, o la calle que le recuerda en nuestra ciudad.

    Modernamente, sin embargo, se considera la Peña heredera del Club "Félix Rodríguez" y así se le concedía la medalla de oro al Mérito Taurino «al cumplir 75 años desde su fundación», que Paco de Asón, seudónimo de Francisco Bringas de la Peña, al relatar ese premio escribía que «fue fundada en 1925, aunque su inauguración oficial se celebró el 6 de agosto de 1927 en la calle Somorrostro». J. A. S. [Juan Antonio Sandoval] se referiría a la fecha diciendo que el «Club Taurino Félix Rodríguez, fundado el 18 de marzo de 1928», día que, escribía Felipe Fragua Pando, era el de la «inauguración oficial», ya que él también había señalado su constitución en la referida fecha del 6 de agosto. Pero, sobre ésto ya dimos detalles en un artículo anterior. No debemos olvidar tampoco que muchas asociaciones, no sólo las políticas, cesaron sus actividades, o simplemente desaparecieron, tras las restricciones que el nuevo régimen aplicó a los derechos de reunión, manifestación y asociación.

    En la etapa de apogeo del torero varias asociaciones llevaron su nombre. La primera se fundó en Valencia, en agosto de 1925, con el nombre de Peña Félix Rodríguez, que presidió José Adriá, y que estableció su domicilio social en los altos del Café Martí, trasladándose al mes siguiente al Bar Aparicio (San Vicente, 104). El 26 de diciembre de ese año celebraba una cena homenaje al torero en el Hotel Ripalda, durante la cual la banda El Ejemplo estrenaba los pasodobles «Félix Rodríguez» (recordemos al respecto que el 2 de diciembre de 1997 se presentaba otro pasodoble, con la misma dedicatoria, compuesto por Basilio Gomarín Guirado, con letra de Ángel Díaz Ocejo, presidente de la Peña santanderina) y «Peña Rodríguez», cuyo autor era Francisco Enguídanos.

    En Bilbao también existió una Peña Félix Rodríguez que, en febrero de 1928, trasladaba su domicilio social a la calle General Concha, 32, primer piso y que en aquellas fechas organizaba un ciclo de charlas taurinas, comenzando el día 18 de ese mes con el tema "El toro desde que nace hasta que muere".

    Se constituía en Irún la Peña Félix Rodríguez en enero de 1928, siendo su presidente Carlos Díez.

    Al respecto de las asociaciones de carácter taurino hacía Felipe Fragua Pando una curiosa e interesante reflexión en un párrafo que textualmente decía: «El día 18 de marzo, tuvo lugar la inauguración oficial del Club Taurino Félix Rodríguez, con asistencia del presidente honorario. Hubo conferencias, vino de honor, banquete popular y jira campestre. Todo, menos toros. Nosotros quisiéramos llegar a comprender la finalidad de estos clubs taurinos. En otras diversiones o actividades, se hace honor al lema que preside la agrupación. Así, vemos que, si en el barrio se forma un club de fútbol, inmediatamente se pone en marcha el consabido equipo. Si hablamos de amigos del arte, lo primero que se preocupan es un amplio salón, con su escenario y todo. Si a la colectividad les da por el ciclismo, organizan competiciones todos los domingos, aunque el tiempo no lo permita. Pero los clubs taurinos... ¡Oh, los clubs taurinos!»

    ★★★★

    Este año se han cumplido los 80 años del fallecimiento del torero Félix Rodríguez, hecho ocurrido en Madrid el 21 de enero de 1943 (su biografía en el Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia, la señala, erróneamente, el 31-1-1943). Debilitada su salud por la enfermedad, la última corrida en la que participó tuvo lugar el 19 de junio de 1932 en Perpiñán, alternando con Vicente Barrera y Enrique Torres en la lidia de seis toros de Carreño, con la plaza llena. Su actuación era narrada así:

    «Félix Rodríguez toreó superiormente con el capote e hizo quites preciosos. Banderilleó sus dos toros, oyendo fuertes ovaciones. Con la muleta hizo en el primero una gran faena, por naturales y de pecho, que se premiaron con ovaciones y música. Mató de una gran estocada. (Ovación, dos orejas, rabo y vuelta al ruedo.)

    En el cuarto toro hizo una faena muy valiente, con muletazos por bajo, y mató de un pinchazo y una estocada. (Ovación y vuelta.)».

    Fue sacado a hombros junto con Vicente Barrera, que cortó las dos orejas y el rabo al quinto de la tarde.

    El Cantábrico, en marzo de 1936, publicaba el rumor de que habiendo sido sometido a una de las dos operaciones quirúrgicas previstas y tras el resultado satisfactorio de la primera, «sería muy probable que en el mes de junio reapareciese otra vez en los ruedos». No pudo ser.

    Sus compañeros de profesión conscientes de su estado económico y de su débil salud, decidieron prestarle su ayuda celebrando el día 3 de octubre de 1941, viernes, a las cuatro y media de la tarde, en la Plaza de Toros de Madrid, un Gran Festival a beneficio del ex-matador de toros Félix Rodríguez, en que se lidiaron seis novillos de 3 a 4 años, de la ganadería de Antonio Pérez, de San Fernando (Salamanca), para Juan Belmonte, que rejoneó el primero; y los restantes para los matadores Rafael Gómez El Gallo, Antonio Márquez, Marcial Lalanda (que sustituyó al anunciado en los carteles Juan M. Pérez Tabernero), Domingo Ortega y Antonio Bienvenida.

radio teibafm 101.4 - Emisión online

Los Toros - Claudio Acebo

23/05/24

redes sociales